Polvorones de avellana veganos

Polvorones de avellana veganos

Si esta Navidad os apetece probar unos polvorones un poco diferentes, tenéis que probar estos polvorones de avellana veganos. Los polvorones tradicionales son de almendra y se hacen con almendra, pero ¿por qué no probar con otro fruto seco? Seguro que el resultado os sorprende para bien.

Polvorones de avellana veganos

Últimamente en casa solemos aprovechar los fines de semana para preparar bebida vegetal para tener para los Colacaos de la semana 😉 Como vivimos en un pueblo pequeño, tenemos la suerte de tener nuestras propias avellanas y nueces. Dependiendo del año cogemos más o menos, pero solemos tener para aprovechar casi todo el año. Las nueces las solemos echar en la ensalada, y con las avellanas hacemos bebida vegetal casera.

Por cierto, en el blog tenéis la receta para preparar bebida vegetal (aquí), tanto de avellana como de nueces (aquí).

Polvorones de avellana veganos

Y esta chapa de las bebidas vegetales viene a que cuando las haces en casa luego te queda de sobra la pulpa. Como no hay que tirar nada, esa pulpa se puede aprovechar para añadir a otras recetas (en breve os enseñaré unas trufas de morirse de buenas con la pulpa de las avellanas). ¿Y por qué no a unos polvorones?

Si no tenéis pulpa de preparar bebida de avellanas, no pasa nada, la sustituís por avellanas trituradas hasta hacer harina.

Polvorones de avellana veganos

Polvorones de avellana veganos

Dificultad:BeginnerTiempo de preparación: 20 minutosTiempo de cocción: 30 minutosTiempo de descanso: 30 minutosTiempo total:1 hora 20 minutos Mejor temporada:Winter

Ingredientes

Instrucciones

  1. Lo primero es tostar la harina. Para hacerlo en la sartén, ponemos la harina en una sartén antiadherente, la ponemos a fuego medio y la tostamos durante 20 minutos, removiendo constantemente para que no se queme.
  2. Si usamos pulpa de bebida de avellanas, conviene quitarle el máximo de humedad posible. Para ello, podemos hacerlo también en una sartén, igual que con la harina.
    Si usamos avellanas tostadas, las trituramos hasta lograr una especie de arena.
  3. Ponemos la harina y la avellana en un bol, formando un volcán. Ponemos el resto de los ingredientes en el centro, y empezamos a amasar poco a poco. Al principio tendremos una textura arenosa, y poco a poco iremos logrando una masa. La trabajamos hasta lograr una masa homogénea.
  4. Formamos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la metemos a la nevera durante mínimo 30 minutos.
  5. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal.
    Precalentamos el horno a 180ºC.
  6. Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos con ayuda de un rodillo. Dejamos un grosor como de un dedo.
  7. Con ayuda de un cortapastas o un vaso cortamos los polvorones y los ponemos sobre la bandeja del horno.
  8. Horneamos durante 30 minutos, o hasta que veáis que los bordes comienzas a dorarse.
  9. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
  10. Espolvoreamos con un poco de azúcar glas.

Notas

  • Es importante tostar la harina en los polvorones, porque si no, se puede notar un sabor como harinoso.
  • La harina también se puede tostar en el horno. Para ello, extendemos la harina sobre una bandeja de horno y horneamos durante 20 minutos.
  • Si tenéis pulpa de haber preparado cualquier otra bebida vegetal de frutos secos, también la podéis aprovechar.
  • Es importante intentar quitarle el máximo de humedad posible a la pulpa de avellana, porque si no va a afectar a la textura de los polvorones. Van a seguir estando igual de buenos, pero la textura va a ser más gomosa.
  • Como digo siempre, cuidado con la margarina, ya que la mayoría de marcas llevan entre sus ingredientes mantequilla o gelatina.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *